“No podemos confundir acuerdos políticos con acuerdos politiqueros”: Jorge Iván Ospina en conversatorio con La Silla Vacía en el ICESI

“No podemos confundir acuerdos políticos con acuerdos politiqueros”: Jorge Iván Ospina en conversatorio con La Silla Vacía en el ICESI

En el marco de un conversatorio con los candidatos más visibles a la alcaldía de Santiago de Cali, organizado y liderado conjuntamente por La Silla Vacía y la Universidad ICESI, el protagonista principal fue Jorge Iván Ospina Gómez del partido Alianza Verde.

Ospina, quien lidera la intención de voto de los caleños de cara a las elecciones del 27 de octubre, habló en un ambiente universitario sobre sus más recientes alianzas estratégicas con otros partidos políticos; criticó duramente la gestión de los alcaldes de Cali en los últimos años y proyectó su gestión para el periodo 2020-2023 enfocándose en un Distrito Especial que marque el ritmo de su desarrollo de manera conjunta con los municipios vecinos.

En el vamos del evento el candidato se remontó a sus raíces. Habló de su padre, y de su progenitora, una mujer “construida desde el estudio”. Recordó que vivió en Cuba por más de diez años y que fue allá donde se formó como Médico Cirujano. Y en esa retrospectiva, dijo que cuando regresó a Colombia vivió una inmersión profunda durante ocho años en un lugar que lo marcó, el Distrito de Aguablanca.

Quien fuera Director del Hospital Universitario del Valle, Alcalde de Cali y Senador de la República, confiesa que su experiencia al frente del HUV, sobre todo el trato diario con el ser humano, le permitió aprender a tomar decisiones difíciles basado en evidencias contundentes.

Ese aprendizaje traducido a su rol como líder social lo lleva a pensar que “la verdadera política consiste en asumir el control del Estado con la intencionalidad de poder llevar la sociedad a un estadio superior de bienestar y progreso”, una premisa que aplicó como director del hospital más importante de la región y que aplicaría en su segundo periodo como Alcalde de la Sultana del Valle.

Dijo que su cosmovisión política no comulga con la de aquellos que una vez asumen el control del Estado les entregan el poder a grupos políticos “que acompañan al mandatario desde diversos despachos, como una especie de fincas”.

Jorge Iván tampoco comulga con la improvisación y la falta de experiencia en un gobernante. Por eso asegura que “la hora del hacer, no es la hora del aprender” y considera que en una sociedad con tantas tensiones como la nuestra no se puede dar el lujo de tener servidores públicos ocupando altos cargos y sin conocimiento previo, sin preparación, sin experiencia.

Respondiendo a las críticas recibidas por sus últimas adhesiones, Ospina Gómez pidió no confundir acuerdos políticos con acuerdos politiqueros. “He construido una apuesta programática con el partido Liberal, firmada por su presidente, César Gaviria, y el líder de la Alianza Verde, el doctor Antonio Navarro. Y hemos firmado una adhesión del partido de la U, que quiere participar de nuestro proyecto bajo un segundo acuerdo programático. Se trata de tomar lo mejor de unas colectividades en el propósito de una sociedad como la nuestra. Ambos son partidos que apuestan por la paz y jalonan progreso y bienestar”, expresó.

Explicó Jorge Iván que, durante la campaña para su primera Alcaldía, 18 días antes de las elecciones, contó con el respaldo de Juan Carlos Martínez y Juan Carlos Abadía, posteriormente relacionados con escándalos de corrupción. Pero aclaró que ninguno de los mencionados “fueron protagónicos, ni gestores, ni jalonadores del proceso directivo de la ciudad”. Así mismo expresó que Martínez y Abadía habían apoyado anteriormente a Uribe, a Kiko Lloreda, a otros propósitos políticos.

“Es muy importante que los medios cuando hacen ese tipo de visibilizaciones las hagan integralmente, porque si no, queda como una especie de tufillo que es malo cuando apoyó a Ospina, pero no fue malo cuando apoyó a los otros candidatos”.

Según el Candidato, durante su segundo mandato como Alcalde no va a tomar decisiones para pagar favores políticos. “Aquel que nos llene de argumentos; aquel que tenga la mejor propuesta argumentativa y programática, no tendrá dificultad para asumir la responsabilidad burocrática de un objetivo determinado; pero ganará con argumentos, no de nombres o partidos”.

Preguntado por cómo visualiza la ciudad durante los últimos ocho años, Jorge Iván califica a los mandatarios de turno como “muy buenos administradores de sus empresas privadas, pero muy malos administrando lo público”. Dice que hoy se vive un ambiente muy similar al de hace 12 años, cuando buscó por primera vez la Alcaldía. “Ahora, como entonces, se vive un momento de tensión; la gente no está completamente conforme. Por eso creo que la ciudad demanda una renovación política”.

Retomó el polémico tema de las Megaobras, dijo que durante su administración municipal estos desarrollos impactaron desde el Estrato 1 hasta el 6 y consideró que los últimos alcaldes se han preocupado más por favorecer a los propietarios de grandes terrenos que por combatir la inequidad.

“¿Sabían ustedes que todo el desarrollo de la ciudad se plantea para los propietarios de la tierra del sur, entre Valle de Lili y Jamundí?”, preguntó el Candidato. Sostuvo que antes del POT del 2014 una hectárea de tierra en el sur costaba entre 180 y 200 millones de pesos.

“Esa misma hectárea, a partir de las aprobaciones políticas del POT de 2014, subió su valor diez veces y no pagaron al desarrollo de nuestra sociedad”, agregó. En ese marco, dice Jorge Iván, el sur se creció sin tener la infraestructura suficiente y planificada. Propone agotar proyectos ya pensados y que no se han logrado ejecutar como la prolongación de la Avenida Circunvalar.

Abordando los grandes objetivos que se traza para afrontar su segundo periodo en la Alcaldía, Jorge Iván Ospina se remite, en primer lugar, a la visión de Cali como Distrito Especial, que define como un nuevo tipo de ente territorial; un nuevo modelo político administrativo.

Fiel a la filosofía de su partido, Alianza Verde, el candidato se propone, entre sus grandes objetivos, superar la dependencia energética que actualmente tiene Cali con ciudades como Bogotá, Medellín y algunas transnacionales, de donde tiene que comprar gran parte de la energía que consume. “Aprovechando nuestra topografía, luminosidad y la tecnología a costo eficiente, es viable tener grandes centrales de generación de energía eléctrica a partir de celdas fotovoltaicas”, dijo.

Pero si hay algo que defiende el Médico es el culto por el agua. Por eso se propone, entre otras metas, erradicar la minería ilegal en Los Farallones de Cali que contamina con mercurio y plomo las fuentes hídricas; manejar apropiadamente las aguas servidas que hoy se arrojan al río Cauca sin mayor tratamiento; además de adelantar propósitos para una economía circular que posibiliten procesos de reciclaje enfocados en las más de dos mil toneladas diarias de residuos que generan los caleños y que son enterrados en Yotoco.

Frente a una pregunta casi que obligada, la relacionada con el tema “Seguridad”, Jorge Iván puso a Cali en un mapa donde nuestra ciudad limita con los cultivos de coca en el Cauca, rutas del narcotráfico en Buenaventura y el Litoral Pacífico, minería ilegal en Los Farallones y la incursión de carteles mexicanos en el suroccidente colombiano. Todo ello, aparte de la problemática que en materia de seguridad tiene la tercera ciudad más grande Colombia. Frente a eso, el candidato por el partido Alianza Verde considera que el tema de la seguridad en la capital del Valle del Cauca es un asunto de interés nacional e internacional. “Demandamos una colaboración nacional, internacional y principalmente de una movilización ciudadana”, manifiesta.

Muy relacionada con el tema seguridad, está la polémica por el consumo de alucinógenos en espacios públicos. Para Ospina, estos escenarios le pertenecen al niño que va a jugar, al joven que tiene hábitos saludables, al adulto mayor que madruga a hacer ejercicio, a las personas que van a compartir con sus mascotas.

“Y si nos pertenecen a todos, no pueden estar sólo dispuestos para quienes consumen alucinógenos”, dijo. Complementariamente propuso crear, con la ayuda del Gobierno Nacional, centros para la atención integral de quienes se encuentra en situación de adicción. “Esas personas deben ser manejadas como enfermos, pues se trata de un problema de salud pública”, expresó.

Respondiendo a temas relacionados con la tradicional Feria de Cali, Jorge Iván se ratificó como férreo opositor a la Cabalgata, que define como un proyecto agresivo de maltrato animal, propio de una ‘cultura traqueta’. “A mi parecer y en una sociedad tan lastimada, no podíamos tener a la Cabalgata como el principal proyecto de la Feria y por eso nos dimos a la tarea a construir un producto que posibilitará una apuesta cultural de nuestros barrios y sus escuelas de bailarines, de coreógrafos, escenógrafos y toda la industria de la salsa. Por eso apalancamos el Salsódromo”, recordó.

En su interactuar con la comunidad universitaria del ICESI, Jorge Iván Ospina abordó la proyección de Cali como un área metropolitana, un Distrito Especial que integre e interactúe con municipios aledaños. Esa conexión, asegura, comenzará a gestarse con solidez a partir de la creación del Tren de Cercanías.

“Ese tren nos comunicará con Yumbo, Candelaria, Palmira y Jamundí. Y en ese marco de políticas colectivas con los municipios vecinos, destaco la propuesta de uno de los candidatos a la Alcaldía de Yumbo, quien quiere crear un sistema de transporte masivo llamado Tuyo, para integrarlo con el Mío a través de la construcción de un corredor hasta Sameco. Le apuesto a ese tipo de pensamientos colectivos en nuestro territorio, que permiten desarrollar mega proyectos de manera conjunta”, concluyó.

“No podemos confundir acuerdos políticos con acuerdos politiqueros”: Jorge Iván Ospina en conversatorio con La Silla Vacía en el ICESI


Número de visitas a esta página 42
Fecha de publicación 11/09/2019
Última modificación 11/09/2019